Innovación y Transformación del Negocio para Pymes

Toda empresa nació con una idea, y detrás de ella vino su puesta en marcha, los esfuerzos, sacrificios, crisis y crecimiento. A partir de la visión de quienes fundaron un negocio que luego se transformó en una pyme, se fue consolidando un modelo de producción y servicios tanto en nuestro país como en el resto de la región.

Hoy la aceleración tecnológica nos acerca términos tales como blockchain, drones, transformación digital, robótica, realidad aumentada, vehículos autónomos, big data, etcétera. Pero hay un largo camino para que muchas pymes puedan aprovechar este tipo de tecnologías. Por supuesto que hay muchas que lo están haciendo, pero la gran mayoría requieren de un salto cualitativo no solamente en lo tecnológico sino en las capacidades de transformación mental y actitudinal. Podemos invertir dinero en software, crear unidades de innovación, pero utilizadas en forma aislada no alcanzarán el resultado esperado, produciendo desmotivación y frustración.

Por lo tanto, es más probable que la innovación sea exitosa si comenzamos desde los márgenes. Para ello es crítico el apoyo de la dirección y de toda la empresa para que, quienes estén involucrados puedan explorar y experimentar los límites de lo incierto.

Esto es realmente importante para que no se perciba como una pérdida de tiempo, sino que se está en la búsqueda de atajos para destrabar obstáculos en forma creativa, escuchar y solucionar requerimientos de los clientes y sobretodo, contribuir a crecer más rápido. Requiere de un cambio cultural que cruza toda la empresa, desde el más alto directivo (en una pyme el o los dueños) hasta el último colaborador. Por lo tanto, hay que pensar y comunicar, hacer y comunicar, experimentar y comunicar, cambiar y comunicar. Fallar y comunicar, tener éxito y ¡festejar!