Novedades

,

Cómo ampliar tu mercado a través de Internet y fidelizar clientes

La respuesta es más sencilla de lo que parece. Se trata de establecer una nueva vía de comunicación que fortalezca los lazos comerciales y, por sobre todo, que permita ampliar las fronteras de nuestro mercado.

Para esto, es de suma importancia planificar las acciones y establecer prioridades, empezando por la definición del objetivo:

A.     Vender por Internet y posicionar nuestra pyme en una plataforma de Comercio Electrónico (E-Commerce);

B.     Estar en Internet a efectos de darnos a conocer, hacer publicidad y atraer potenciales clientes a nuestros locales;

C.     Utilizar Internet como herramienta para complementar acciones de fidelización con el cliente.

¿Cuáles son las opciones?

a.      Dar a conocer nuestro local en motores de búsqueda como Google;

b.     Ofrecer medios de pago en plataformas digitales como Mercado Pago o Todo Pago;

c.      Sincronizar las compras con plataformas de envíos como Mercado Envío;

d.     Generar tutoriales o hacer demostraciones del producto en YouTube;

e.      Vender nuestros productos en tiendas virtuales como Tienda Nube o Mercado Libre;

f.       Crear un sitio web propio para el desarrollo de nuestra marca;

g.     Ofrecer servicios de postventa por redes sociales.

Definido el objetivo, el siguiente paso será determinar cuál es la mejor estrategia para llevarlo a cabo. A continuación, tres opciones viables que, eventualmente, deberán adaptarse según el rubro de cada pyme:

·        El marketing de contenidos.

Se trata de crear y distribuir contenido relevante y valioso a través de Internet para llamar la atención del público objetivo, con el fin de convertirlos en futuros clientes.

·        La publicidad segmentada en Redes Sociales.

Consiste en elaborar un anuncio determinado, utilizando filtros específicos de segmentación, publicarlo en las redes sociales que los clientes potenciales frecuentan (Facebook, Instagram, etcétera) y pagar por los resultados obtenidos.

·        Brindar servicios adicionales de forma gratuita.

Complementar la propuesta de valor principal con servicios adicionales gratuitos es una muy buena estrategia para lograr una diferenciación de la competencia. Lo “gratis” abre puertas y permite llegar a cliente nuevos. Ejemplos de ello, son: la atención personalizada, el servicio de postventa, las garantías, las opciones de pago digitales, y las facilidades en el envío de la compra.

Por último, es fundamental medir y evaluar los resultados obtenidos en cada una de las acciones comerciales que se ejecuten.

Nota elaborada por el Licenciado en Administración de Empresas Pablo Román Vilá. Consultor Comercial y Formador de Emprendedores.

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.